Cómo evitar que el agua del bebedero se congele

En invierno una duda que surge a muchos nuevos habitantes del campo es cómo evitar que se congele el agua del bebedero de sus mascotas, gallinas u otros animales.

Lo normal y que sorprenderá a mas de uno es que cada mañana, si no varias veces al día, el agua del bebedero tendrá una buena capa de hielo en la parte superior. El problema es que los animales así no pueden beber, y si nos despistamos podría tener consecuencias fatales. Así que os voy a contar algunos truquitos para evitarlo.

Mantener el agua en el interior para que no se congele

Si, parece una tontería, pero es que al final es lo más sencillo y lógico.

Si en lugar de tener el bebedero fuera preparas la instalación para que las gallinas tengan el agua dentro de su gallinero, es menos probable que en el interior haga frío suficiente y que el agua se congele.

De la misma manera con otros animales, mejor que el bebedero quede dentro del establo o la caseta y así en caso de temporal tampoco tienen que salir fuera para beber.

Y si se trata de mascotas, a no ser que sean razas enormes y peludas preparadas y adaptadas plenamente a esas condiciones, realmente si hace frío como para helar el agua esos animales no deberían estar fuera. Así que entra el bebedero y hazle un huequito en casa, aunque sea solo durante esos días, ellos también pasan frío y no es justo obligarlos a quedarse en un lugar donde lo están pasando mal cuando tú estás calentito dentro.

Evitar que el agua se congele con pelotas de ping pong

Simplemente se trata de dejar una pelotita (o varias!) de estas de ping pong en el agua para que flote. Con su suave movimiento por el aire evitará que el agua esté totalmente quieta y dificultará un poco más que se congele. Eso si, si hay -10ºC y no corre ni una poco de brisa, no servirá de nada.

Pero si llegase a congelarse por el frio que hace, igualmente la pelota os facilitará el hecho de abrir el hielo, ya que solo necesitaréis retirar la pelota y quedará un agujero perfecto a través del que las gallinas, por ejemplo, podrán beber sin problema. O si es para otro animal ese agujero os permitirá romper la capa de hielo más fácilmente para dejar el agua al descubierto.

Si no tienes una pelota de ping pong, no pasa nada. Realmente te vale con cualquier cosa del estilo que flote, como un tampón de corcho. ¡Hay quien incluso utiliza patitos de goma!

Añadir agua caliente

Si por la noche añadimos agua caliente eso retrasará el tiempo necesario para que el agua se congele, ya que partiremos de una temperatura mas elevada.

También puedes hacerlo para ayudarte a descongelarla si ya ha helado, o ponerla varias veces al día para mantenerla a una temperatura agradable para los animales.

Que el agua corra para que no se congele

Otra opción es utilizar una pequeña bomba de agua para que ésta esté en continuo movimiento y así no se congele.

Lógicamente es una opción que requiere ya de una instalación eléctrica y maquinaria, aunque sea una simple bomba de éstas de fuente decorativa o de acuario.

Añadir vinagre de manzana para que le cueste más congelarse

Si, en el caso de que quieras evitar la congelación del bebedero de tus gallinas, añadir un poco de vinagre de manzana no solo es positivo para ellas si no que además ganarás algunos grados más de margen antes de que el agua se congele.

Eso si, añade solo una cucharadadita por litro y ten en cuenta que solo te dará un par de grados de margen, con una tempeartura de -10ºC se congelará igualmente.

Desconozco el efecto del vinagre en otros animales, así que no lo utilices a no ser que tu veterinario te confirme que es inocuo.

Calentadores de agua que evitan el hielo

Puedes poner un calentador para bebederos que evite que el agua llegue a la temperatura de congelación. Eso si, como en el punto anterior requerirá que hagas una instalación y compres un aparato solo para eso.

Comprueba y revisa personalmente

Al final, utilices el sistema que utilices, será necesario que a primera hora y a lo largo del día vayas echando un vistazo al estado del agua de los bebederos, pues si algo falla o hace demasiado frío y los animales no pueden beber puedes tener un buen disgusto. Así que no te olvides de ello, o incluso ponte alguna alarma en el móvil que te recuerde ir cada cierto tiempo (según el frío que haga) para asegurarte de que todo está bien.