¡Cuidado! La procesionaria es un peligro para tu mascota

Uno de los mayores riesgos a los que se expone tu mascota en el campo en zonas donde hay pinos es a la temida procesionaria del pino.

Qué es la oruga procesionaria y por qué son tan peligrosas para tu mascota

Se trata de un insecto que en su fase de oruga, tras varios meses creciendo y alimentándose en las copas de los pinos, descienden a través del tronco y se desplazan formando una hilera hasta el lugar que consideran apropiado para enterrarse y pasar allí otros tantos meses hasta convertirse finalmente en polilla.

El problema es que durante esa fase en la que se desplazan cuentan con unos pelillos urticantes para evitar ser atacadas por depredadores que pueden causar serios problemas a nuestras mascotas si por error o curiosidad entran en contacto con ellas.

Cómo evitar el contacto con tu mascota con la oruga procesionaria

La prevención al final es lo mas importante para evitar poder tener un buen disgusto, así que vamos a ver lo que puedes hacer para evitarlo.

Eliminar las orugas antes de que bajen

Existen muchas formas de eliminar las orugas o al menos reducir su número desde sus primeros estadios de formación:

  • Trampas de feromonas para las polillas
  • Control con pájaros depredadores
  • Insecticidas o productos biológicos
  • Retirada manual de los bolsones

Próximamente te dejaré todas estas opciones detalladas en otro post.

Eliminar las orugas cuando van en procesión

Aunque en ese momento ya son peligrosas, si acabamos con ellas evitaremos que para la siguiente temporada éstas se transformen en polillas y vuelvan a criar.

Es sumamente importante hacer este proceso con sumo cuidado, pues los pelillos urticantes no solo son peligrosos para nuestras mascotas si no que si entramos en contacto nosotros también podemos sufrir una reacción alérgica mas o menos severa.

Así pues ponte siempre en sentido contrario al viento para que los pelillos no puedan volar hacia tí durante el proceso. También se recomienda rociarlas con un spray de agua antes de nada, para que así los pelillos no salgan volando con tanta facilidad.

Para eliminarlas puedes simplemente pisarlas con el zapato y luego retirarlas donde nadie pueda entrar en contacto con ellas. También hay quien las quema rociándolas con alcohol, pero esto en el campo es sumamente peligroso así que ten cuidado y no vayas a prender la finca por unas orugas.

Cómo actuar si tu mascota ha entrado en contacto con la oruga procesionaria

Si el contacto ha sido solamente con las patitas o alguna parte del cuerpo, no de la cara, simplemente con lavarlo un poco con agua tibia para eliminar los pelillos y su toxina sería suficiente. Lo mas importante es que hasta que esté limpio evites que se pueda lamer para que no vaya a pasarle a la boca.

En caso de contacto de la procesionaria con la zona de la nariz y la boca de tu mascota la situación puede volverse grave o muy grave. Los síntomas mas habituales es ver que el animal está inquieto, se rasca y saliva, pero si no recibe el tratamiento adecuado puede sufrir una reacción que obstruya sus vías respiratorias asfixiándolo o incluso perder parte de tejido de la lengua por necrosis. La rapidez con la que actúes es crucial.

  • Lava muy bien la zona con agua tibia para eliminar los pelos y neutralizar la toxina.
  • Dirígete al veterinario para que le proporcione la medicación adecuada, sean corticoides, antihistaminicos y/o antibioticos según la gravedad. Lo ideal es que llames antes para que te pueda dar algunas indicaciones y que estén preparados para recibirte.
veterinario revisando perro procesionaria

Recomendaciones adicionales

Durante la época en que las orugas ya están formadas puede que debido al viento caigan al suelo de forma individual, por lo que son mas difíciles de ver pero resultan igualmente peligrosas.

Así pues durante esos meses desde su completa formación hasta que se entierran, que normalmente van de enero a abril según la zona, lo recomendable es que no dejes a tus mascotas en el exterior sin vigilancia.

Los cachorros y juveniles sienten mas curiosidad y es mas probable que puedan olfatear o lamerlas como parte de su aprendizaje y descubrimiento por el entorno, así que si tienes a una mascota joven ten sumo cuidado durante esta época.

Importante también tener guardados en el móvil o anotados en alguna nota por la casa los teléfonos de tu veterinario de confianza y el de urgencias de la zona, ya que en esos momentos necesitas actuar con rapidez y no perder tiempo buscando los teléfonos.

Por último también te recomiendo que hables con tu veterinario, porque es probable que te pueda hacer una receta de corticoides para que en caso de emergencia puedas aplicarle tu mismo/a una dosis y así contar con algo más de tiempo hasta llegar a la clínica para seguir con el tratamiento. Ojo, no te vale solo con la receta, pídele que te explique bien como aplicarlo porque hay una serie de indicaciones que es importante saber.