ceniza

Lejía de ceniza

Los que tenemos estufas de leña en casa nos encontramos con la misma situación cada invierno, montañas de ceniza diarias. Podemos darles varios usos, y hoy os voy a contar uno de ellos: lejía de ceniza.

¿Qué es la lejía de ceniza?

La lejía de ceniza, también conocida como jabón de ceniza o detergente de ceniza, es el resultado de mezclar ceniza con agua, formando así hidróxido de potasio.

Aunque es mucho mas suave que la lejía común (hipoclorito de sodio), debes tener en cuenta que es igualmente tóxica e irritante. Por ello es recomendable utilizarla igualmente con cuidado, así como durante el proceso de elaboración.

El agua y la madera

Si bien son dos ingredientes muy sencillos de conseguir para nuestra elaboración, debemos tener en cuenta un par de cosas para que funcione correctamente.

Por un lado es importante que la ceniza sea de maderas naturales, sin barnices ni tratamientos de ningún tipo. Y cuanto mas dura sea la madera, mejores resultados tendremos.

Por otro lado el agua debe ser blanda, destilada o bien de lluvia. No utilices agua clorada del grifo, o déjala antes reposar al menos 24h al sol para que éste se evapore.

Cómo hacer lejía de ceniza

El proceso es muy sencillo, vamos a verlo paso a paso.

Necesitaremos 1 parte de ceniza por 5 partes de agua. Si utilizas menos agua, el resultado será mas fuerte, y a la inversa.

  1. Calentamos el agua y antes de que llegue a hervir la retiramos del fuego.
  2. Añadimos la ceniza bien tamizada, sin restos de carbón e impurezas. Cuanto mas blanca esté la ceniza mejor resultado tendremos.
  3. Removemos muy bien la mezcla hasta que se disuelva.
  4. Dejamos la mezcla en reposo unas 24 horas tapada con un paño.
  5. Pasado ese tiempo, filtramos bien con una tela o media para separar bien el líquido de los restos de la ceniza.

El resultado debería tener un color algo marronoso y su textura suave y resbaladiza.

Lo embotellaremos en un recipiente de cristal o plástico bien duro, y lo etiquetamos el nombre y la fecha.

Precauciones importantes

  • Recuera, es un producto tóxico e irritante, ten cuidado al contacto con la piel o los ojos. Utiliza guantes o gafas de protección y mantenlo alejado de niños y mascotas.
  • No utilices materiales blandos o algunos metales como el aluminio para su elaboración, ya que al ser corrosivo podría dañarlos. Utiliza vidrio, plástico duro o acero inoxidable.

2 ideas sobre “Lejía de ceniza”

Los comentarios están cerrados.